Balneario de Baños de Montemayor

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Balneario antiguo de Baños de Montemayor

Baños de Montemayor ostenta el título de “Villa Termal Excelente” concedido en 2011 por la FEMP, siendo una de las cinco villas termales con ese distintivo.

Termas Romanas y Antiguo Balneario:

Conservadas en el interior del Antiguo Balneario, es un espacio de planta circular, de ocho metros de diámetro, cubierto con una bóveda semiesférica con iluminación cenital. Se conservan también cuatro nichos con bañeras de forma oval en granito y un museo con diversos objetos de época romana relacionados con las termas.

Circuito Romano

Circuito Romano

La historia del Balneario se remonta al periodo de la conquista romana (siglo I a.d. C.) como atestiguan los hallazgos arqueológicos y los restos de las termas conservados. Durante la dominación musulmana y la época medieval se pierde el uso de los baños como tal aunque es de suponer que la población sigue usando el agua termal que brota de los manantiales. A principios del XVII y por medio de la correspondencia entre los doctores Flores Rengifo y Limón se vuelve a tener constancia de las aguas termales de Baños de Montemayor, publicándose ordenanzas acerca de su uso en 1628 y ordenando construir D. Juan de Porras y Atienza ( Obispo de Coria) un edificio del que se conservan actualmente las trazas. En el siglo XVIII el Obispo Laso se interesa por las aguas termales de Baños de Montemayor ordenando la ampliación del edificio junto con la construcción y mejora de puentes y accesos a la población.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El impulso definitivo le viene al Balneario en 1817, cuando es nombrado su primer director, D. Francisco Martínez, y en 1833 que el Balneario pasa a posesión de los vecinos del pueblo, los cuáles crean la “Junta Protectora del Establecimiento”, que impulsará sucesivas ampliaciones y reformas de considerable importancia, destacando la realizada a finales del siglo XIX por el arquitecto Santiago Madrigal Rodríguez en estilo Modernista.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Declarado Bien de Interés Cultural en 1995, año en el que también es  rehabilitado el edificio, construyéndose frente al mismo otro balneario considerado uno de los más avanzados y modernos de Europa, contando en la actualidad con una amplia gama de tratamientos tanto terapéuticos como de relax y belleza y una amplia gama de productos de higiene y estética elaborados con las propias aguas termales.

 

Las aguas termales:

 

Sin duda es el elemento que más ha contribuido a la fama de Baños de Montemayor. Se trata de aguas sulfuradas, sódicas y oligometálicas que brotan de dos manantiales próximos entre sí y denominados Columna y Arqueta, con una temperatura de surgencia de 43º C. Las aguas son indicadas para tratar procesos reumatológicos, artrosis, afecciones del aparato respiratorio, siendo además tonificantes y embellecedoras de la piel.

 

CURIOSIDAD

Los balnearios de Baños de Montemayor, pertenecen a los habitantes de la localidad, basta con llevar seis meses censado en el municipio para pertenecer a PROBAÑOS (Asociación de Propietarios del Balneario de Baños) cuya Junta Rectora se elige entre todos los vecinos, cada cuatro años y es la encargada de gestionar la actividad termal. 

El Balneario cuenta con la más avanzada tecnología para la aplicación de todo tipo de tratamientos de salud y belleza, así como de una amplia gama de productos cosméticos. 

Fuente y Fotografías: Ayuntamiento de Baños de Montemayor.