La Val d’Aran, Pirineos

Val de Aran

En el Pirineo de la provincia de Lleida está la Val d´Aran, único valle de carácter atlántico, de España es una zona privilegiada por la calidad de su nieve. Allí concretamente en el Pla de Beret, nacen los ríos Garona y Noguera Pallaresa.

Es un valle rodeado de cumbres que bordean los 3.000 metros de altura y en el  que se enclavan más de doscientos lagos. Algunos, como el de Mar o el Tort de Rius, son los mayores del Pirineo español. Sus grandes bosques son de abetos, pinos y hayas.

La Val d´Aran conserva y mantiene su patrimonio artístico-cultural de enorme riqueza. Lo integran numerosas iglesias: Salardú, Arties, Vielha, Bossòst. Las admiradas tallas de imágenes románicas como el Cristo de Salardú, Casarilh y Vielha. O las peculiares pilas bautismales y de agua bendita de Arties, Vilac o Vilamòs y obras de arte que datan de los siglos XII y XIII y que forman un patrimonio artístico y singular de primera categoría.

De una unidad arquitectónica completa, los pueblos de la Val d´Aran están formados por edificios de piedra, pizarra y madera, donde destacan sus iglesias de estilo románico y gótico.

Un elemento característico de la Val d´Aran es su lengua: el Aranés. Es una lengua viva hablada habitualmente por la gente del país. Pertenece al tronco lingüístico Occitano y es una variante de la lengua Gascona de Comminges, aunque conservando una personalidad propia.

Otro patrimonio de la Val d´Aran es la riqueza de su gastronomía. La cocina aranesa está muy influenciada, dada la situación fronteriza del valle, por la cocina francesa, pero sigue conservando su cocina típica de la que se puede destacar la famosa “Olla Aranesa”.

Fuente y Fotografía: Baqueira Beret S.A