Turégano, Segovia

Torres

Turégano

Turégano es una villa segoviana situada en el Km. 68 de la Carretera de Segovia CL-603. Es una villa tranquila, de unos 1100 habitantes, fundamentalmente agricola-ganadera, aunque también importante en el sector servicios como demuestra su oferta gastronómica y cultural.

Situado en el extenso valle que forman los ríos Pirón y Cega, en la falda de la Sierra de Guadarrama, a 41º9’19″ de latitud y -4º0’23″ de longitud.

Tiene una superficie aproximada de 71 Km2 y una altitud de 935 m.

Es un enclave idoneo para hacer rutas a pie, en bici o en coche. Además, es un Centro estratégico pues se encuentra a pocos kilómetros de varios lugares muy interesantes de la provincia.

Tiene el mejor Cordero Asado de la provincia y posiblemente… de España (opinión contrastada). Si piensa visitar la provincia de Segovia, no dude que Turégano es el mejor sitio para comer. Tiene mucha historia y un encanto especial. El Castillo medieval es su mayor atractivo turístico, está incluido en la Ruta de los Castillos de Segovia. Además son de destacar su Plaza porticada y la Iglesia de Santiago entre otros.

HISTORIA

Diversas hipótesis suponen que el origen de Turégano arranca de un castro prerromano situado en el mismo cerro del castillo, y que perduraría como ciudadela, quizá ya fortificada, durante la colonización romana y la invasión árabe, para pasar, hacia finales del siglo XII, a poder del Obispado de Segovia, tras la donación de la Villa por parte de la reina Doña Urraca al obispo D. Pedro de Agén.

De esta forma, la historia de Turégano quedará ya siempre condicionada como Señorío Episcopal.

VISITAR

CASTILLO DE TURÉGANO

castillo

El primer obispo, Don Pedro de Agén, consideró que el antiguo castro, edificado sobre una suave colina, era el lugar idóneo para emplazar la nueva iglesia.

Embutida de este modo en el castillo, la iglesia de San Miguel atestigua, por las construcciones adosadas y superpuestas al templo, que hubo dos castillos o fortificaciones sobre ella: el que construyera en su día el obispo Arias Dávila y otro, más primitivo, del que quedan infinidad de restos arquitectónicos.

En su construcción cabe distinguir varias etapas: el Castrum y sus torres, la primitiva iglesia de San Miguel, las primeras fortificaciones en torno a la iglesia, el castillo de Arias Dávila, del siglo XIV, y el traslado de la torre exterior, la espadaña, en 1703.

En tiempos de Carlos III, el castillo de Turégano pasó a depender de la Corona, siendo restituido al poco tiempo a la Mitra Segoviana.

A propuesta del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, fue declarado Monumento Histórico Artístico el 3 de junio de 1931.

PLAZA MAYOR

Castillo pueblo

En la vida diaria, todos los acontecimientos de Turégano giran en torno a la Plaza Mayor, que a principios del siglo XX se llamó Plaza de Alfonso XIII, más tarde de la República y ahora de España.

Con usos diversos, desde antiguamente, la Plaza Mayor ha servido de escenario para la celebración de ferias y mercados que tanta importancia adquirieron en la villa; igualmente y desde finales del mes de agosto podemos contemplar, ya montado, su coso taurino listo para festejar las célebres corridas medievales de la villa.

Cuando el recogimiento de la Semana Santa nos invade, la Plaza Mayor de Turégano acompaña a vecinos y foráneos a las distintas procesiones y actos religiosos que se celebran en el municipio.

Sus casas se atienen a la misma tipología constructiva: pórticos adintelados, esgrafiados en sus fachadas, entramado estructural de madera visto y cubiertas de largos faldones con teja al estilo segoviano, árabe en canal y sin cobija.

Arropada por el castillo y protegida por él, la Plaza Mayor, la Plaza de los Cien Postes, como así la bautizara Victoriano Borreguero, natural de la villa, nos acoge con su encanto particular y nos invita, como a todos sus vecinos, a susurros y comentarios entre sus soportales.

IGLESIA DE SANTIAGO

iglesia Santiago

Esta iglesia tureganense es, al igual que todo el recinto del castillo con la Iglesia de San Miguel, monumento histórico artístico, con declaración oficial en el Boletín Oficial del Estado.
Tal como ha llegado a nuestros días, es un templo construido en diversas épocas y diversos estilos arquitectónicos.

Su interior consta de una nave central, una nave lateral donde se encuentra una capilla barroca llamada de la “Soledad”, el ábside que acoge el altar mayor, y dos sacristías adosadas al mismo, una de las cuales, la del lado de la epístola, fue demolida con el ánimo de dejar exento un arco más de la primitiva estructura románica del templo.

La torre, situada a los pies del templo, consta de una escalera, actualmente restaurada manteniendo su antigua estructura de entramado de madera, que conduce a un primer piso donde se encuentra ubicado el coro y donde puede contemplarse un precioso órgano barroco.

Aún se conserva, hurtado a la vista del público por el retablo mayor, todo el conjunto románico en piedra del primitivo retablo del siglo XII/XIII, posiblemente uno de los conjuntos más interesantes y sobresalientes de la estructura románica en piedra de toda Castilla.

En el exterior del templo, la puerta de entrada, ubicada en la fachada sur, se encuentra adornada por un pórtico rematado con frontón donde se halla ubicada la talla de madera del Apóstol Santiago, titular y patrón del pueblo.

IGLESIA DE SAN MIGUEL

Hasta hace poco tiempo, de la Iglesia de San Miguel, actualmente embutida entre los gruesos muros del castillo de Turégano, se planteó la prioridad acerca de su construcción. Muchos han sido los autores que defendieron la teoría de haberse construido a la par que el castillo, hoy en día se puede afirmar que la Iglesia de San Miguel, de estilo románico, fue ejecutada con toda probabilidad a finales del siglo XII o principios del siglo XIII.

PALACIO EPISCOPAL

Palacio Episcopal1

Fue mandado construir por el prelado D. Manuel Murillo Argaiz para residencia de los obispos durante sus estancias en la villa. Se encuentra situado en el lado sur de la Plaza Mayor, y actualmente tiene su entrada principal por la carretera general, frente al ábside románico de la Iglesia de Santiago.

Con la desamortización de Mendizábal, este palacio pasó a ser propiedad privada, y con los años se fueron adosando al edificio otras construcciones, por lo que hubo de trasladarse el escudo del prelado, que un primer momento estuviera colocado en la fachada central, a un lado del muro.

Actualmente, como propiedad privada, el edificio ha perdido en gran medida las referencias del propio palacio, y desde luego pocos sospechan que su fachada principal constituyó el fondo sur de la Plaza Mayor, sin los edificios que hoy le aprisionan y enmascaran.

MUSEO FORESTAL

museo

Situado en un enclave sin igual, rodeado por una maravillosa fauna y flora, se encuentra el Museo Forestal de la Villa de Turégano. La antigua Casa del Ingeniero ha sido restaurada para albergar recuerdo a gentes que han dedicado su vida a los trabajos realizados en los pinares, resineros, pegueros, piñoneros…

FIESTAS

Las fiestas dedicadas al Nombre de María se extienden a lo largo de cinco días alrededor del primer domingo de septiembre, y los actos religiosos se acompañan con los festivos: toros (en la propia plaza), verbenas, juegos, espectáculos y pruebas deportivas. 

Además del mercado de los sábados, se celebra en Turégano la tradicional Feria de San Andrés. Históricamente ganadera, ha ido derivando y ampliándose a la maquinaria agrícola.

Fuente y fotografías: Ayuntamiento de Turégano.

También te puede interesar…

Ciudad de Segovia, Castilla y León

Pedraza, Segovia