Arcos de la Frontera, Cádiz

ARCOS MONUMENTOS 204

Arcos de la Frontera

Arcos de la Frontera está situada en la provincia de Cádiz, ocupa la cumbre y ladera de una peña situada en la margen derecha del río Guadalete. Es una ciudad de singular belleza, conocida internacionalmente.

Las panorámicas más sobresalientes de su singular silueta pueden obtenerse por la carretera de Paterna y Alcalá de los Gazules al Sur, la carretera de Algar y el Bosque por el Noroeste y el Este, el acceso desde Jerez por el Oeste, y el antiguo camino de Bornos y el acceso desde el embalse de Arcos por el Norte. Desde el interior se observan visuales del río y la campiña desde el mirador de la Peña, Paseo de Boliches, Calle Peña Vieja, Mirador de Abades, Mirador de San Agustín y las torres de San Pedro y Santa María.

Posee un conjunto Histórico Artístico, declarado según decreto desde Marzo de 1962, determinado por la vieja muralla y definido por los restos que de ella se conservan.

ARCOS MONUMENTOS 119

Existen también otros dos monumentos Histórico-Artísticos declarados: Basílica Menor de Santa María de la Asunción y el órgano de la misma iglesia. Tiene, además, esta ciudad un enorme interés arqueológico, dado que la depresión del río Guadalete en el sector de Arcos de la Frontera (según Estudios recientes de las ocupaciones humanas en el transcurso de la Prehistoria tanto en sus etapas más antiguas como ya en el comienzo de la época histórica), registra importantes asentamientos post paleolíticos, que abarcan desde el inicio de las primeras comunidades de agricultores y ganaderos incipientes hasta un desarrollado control del territorio por parte de las sociedades jerarquizadas de la Edad del Bronce.

Entre las ofertas que ofrece Arcos al visitante, podríamos citar la de practicar actividades náuticas en el lago de Arcos, paseos a caballo o practicar el golf. Su tradicional hospitalidad, o su cantada belleza, han hecho posible que numerosos artistas se enamoraran de ella pasando largas temporadas entre nosotros o quedándose a vivir definitivamente. Pintores, escultores, fotógrafos, escritores, buenos cantaores o
guitarristas han nacido en este suelo o se han afincado aquí, no en vano se le ha llamado repetidas veces la ciudad de los poetas.

foto

VISITAR

IGLESIA DE SANTA MARÍA

Unas escalinatas de piedra que datan de 1732 nos conducen al rellano donde se asienta la Iglesia.
Es la parroquia Mayor, más Antigua, Insigne y Principal según rezan sus grandes títulos concedidos por el Sacro Tribunal de la Rota romana en 1764. Aislada de toda construcción aparece como una mole de piedra orientada de Este a Oeste. La fachada principal muestra una gran portada en la que convergen el gótico final y el naciente plateresco. Está enmarcada entre dos contrafuertes en forma de pináculo gótico adornado con doseletes.

Ya en la plaza, de cara al frente sur de la iglesia, podemos ver tres partes bien diferenciadas: renacentista, dieciochesca y gótica inicial a medida que la miréis desde derecha a izquierda.

La torre nueva, inacabada, ocupa el centro de la fachada lateral, fue trazada en la mitad del S. XVIII por el arquitecto V. Bengoechea. Es de planta cuadrada y presenta tres cuerpos. Este templo ha estado en obras a lo largo de seis siglos, hasta quedar configurado definitivamente como iglesia gótica, aspecto que más predomina en su interior (con añadidos de diversos estilo).

arcos-de-la-frontera

CASTILLO DUCAL

Tiene planta cuadrangular, está compuesto de cuatro torres almenadas en sus esquinas.

Fue alcázar militar en el periodo musulmán, sin embargo, el actual castillo responde a las reformas efectuadas en los S. XIV y XV. Según documentos consultados, conserva del primitivo alcázar un gran arco de herradura en la vieja entrada del Poniente y un lienzo en el Suroeste.
Tiene su acceso actualmente por debajo del arco donde estuviera el oratorio del Ayuntamiento. En la portada, coronándola, el escudo de los Duques de Arcos. Es propiedad particular.

CONVENTO DE MERCEDARIAS

Es el último convento de clausura que queda en Arcos actualmente.
Se fundó en 1642 por donación de una Sra. principal de Arcos, Dña. Beatriz de la Calle y Natera.
En su capilla, el retablo mayor, barroco, contiene una imagen de Nuestra Sra. de la Merced y otra del titular, San José. Podemos destacar además la imagen del patrón de la ciudad, San Miguel y un Jesús Niño atribuido a la Roldana.

CASA PALACIO DEL MAYORAZGO

Su fachada es suntuosa y herreriana. Fue construido en el S. XVII. La portada principal está compuesta por dos cuerpos, el primero con columnas pareadas de orden toscano a ambos lados del hueco rectangular de la puerta. El segundo presenta dos pilastras toscanas de fuste estriado. Se remata con un frontón triangular roto que contiene un escudo con yelmo y lambrequines de la familia Núñez de Prado. 

De sus esplendores pasados detectamos en su interior los amplios patios columnados, los artesonados de amplios salones, etc.

IGLESIA DE SAN PEDRO

S. Pedro es un edificio aislado en el centro de una amplia plataforma elevada unos dos metros del nivel de la calle, a la que se asciende por una escalinata. Las fachadas laterales son barrocas y ofrecen menor interés que la principal, compuesta de tres cuerpos: portada, balcón y campanario. 

Fue realizada en el S. XVIII en estilo barroco con influencia de la escuela arquitectónica sevillana. Son sus autores Manuel Gómez y Pedro de Silva. En el primer cuerpo de esta fachada se encuentra la puerta, flanqueada por columnas pareadas con dos hornacinas superpuestas con imágenes en ellas. En el segundo cuerpo, centramos la atención en una hornacina rectangular enmarcada por sendas columnas salomónicas que cobija la imagen de San Pedro. Se remata con un frontón curvo que alberga en su tímpano un vano en forma de balcón. El último cuerpo es de planta cuadrada, está articulado por pilastras jónicas y acoge tres campanas mediante triple arcada de medio punto. En el frontón superior se alza una espadaña de doble vano.

vista general

Vista general de Arcos de la Frontera

FIESTAS

CARNAVAL

Resurge en los años 80 como una fiesta perfectamente integrada en esta ciudad de la Sierra Gaditana y ello es debido a que el carnaval mantuvo su apogeo en los principios del siglo y sobrevivió clandestinamente en la campiña en los años de prohibición, cuando las ventas se llenaban de “murgas y comparsas del campo”. Cuenta con un gran arraigo popular en cualquiera de las distintas facetas que presenta el carnaval: desfile de carrozas, tablaos en las calles donde actúan las murgas y chirigotas, cuartetos, comparsas…

SEMANA SANTA

Declarada de Interés Turístico, este “drama sacro” que se repite año tras año, es realmente distinto al de otros lugares, y ello, no sólo por el singular escenario que la recoge, haciéndola íntima y colorista, sino por su historia, esa incorporación del pueblo, con su folklore personal al rito religioso de la Semana Santa, reviviendo siglos y siglos de trágica belleza.

TORO DEL ALELUYA

La resurrección del Nazareno la celebramos soltando por las calles dos reses bravas, donde los más valientes se atreven a correr y viven la fiesta muy de cerca y los más tranquilos disfrutan de ella asomados a los balcones y azoteas o bien tras los palos que van cercando el recorrido. Domingo de Resurrección.

CRUCES DE MAYO

Se celebra a principios del mes de mayo. Todas las calles y plazuelas del Casco Antiguo se engalanan con hermosas cruces de claveles, rosas, margaritas, romero, lentisco y todo tipo de plantas autóctonas.

FESTIVIDAD DEL CORPUS CHRISTI

Por las estrechas calles del recinto monumental, alfombradas de romero, esta fiesta se celebra con la salida de la artística Custodia Procesional de plata del s. XVII debida al artista Antonio Carrillo.

VELADA DE LA VIRGEN DE LAS NIEVES

Se celebra en honor de la Patrona de Arcos el día 5 de Agosto, con la salida procesional de la virgen por las calles de la ciudad. Suele amenizarse con una fiesta de cante flamenco en los días de la velada.

FERIA DE SAN MIGUEL

Es la Feria Mayor de Arcos y se celebra a finales de Septiembre, en honor a San Miguel, Patrón de Arcos.

NAVIDAD Y BELÉN VIVIENTE

En Navidad celebramos con enorme ímpetu y alegría el nacimiento del mesías.
Villancicos, zambombas, buñoladas, Cabalgata de Reyes, exposiciones de dioramas e incluso un Belén Viviente con más de 20 escenas que representan el entorno de Jesús y su familia en la fecha de su nacimiento, que se desarrolla en el incomparable marco del Casco Antiguo.

DEPORTES NÁUTICOS

La posibilidad de contar en las inmediaciones de la ciudad con un hermoso lago artificial, hace factible la práctica de un gran número de deportes náuticos. Contando con las instalaciones del Club Náutico, pueden celebrase un amplio abanico de actividades como diversas regatas, los más osados aficionados y deportistas pueden iniciarse en el “Windsurf” o en el “esquí acuático”, practicar todo tipo de deportes, senderismo, remo, vela, mountain bike, etc.
Este lago, nos da además la posibilidad de practicar otro deporte como la pesca, acogiendo incluso campeonatos a nivel nacional.

DEPORTES HÍPICOS

Ha sido Arcos tradicionalmente lugar de cría de hermosos caballos, por tanto no podía menos que contar con un recinto donde poder disfrutar del goce y la práctica de la hípica.

GOLF

Arcos cuenta con las impresionantes instalaciones de ARCOS GARDENS GOLF AND COUNTRY ESTATE, un campo de golf de 18 hoyos diseñado para estar a la altura de los mejores de Europa.

GASTRONOMÍA

Arcos de la Frontera cuenta con un rico patrimonio gastronómico motivado por las diversas culturas que a lo largo de siglos la han habitado.
Cercana a un cauce fluvial, Arcos cuenta con la llamada “cocina de huerta”, cuyos platos combinan verduras y legumbres: de entre los más frecuentes podríamos citar la Alboronía, a base de calabaza, tomates y garbanzos; el potaje de acelgas, los alcauciles rellenos o bien las ensaladas de apio, los salpicones, tan aromáticos, o los típicos ajos molineros. Otra modalidad utilizada es el “guiso mediterráneo”, es decir, arroz caldoso con carne o pescado y especias aromáticas como azafrán o pimentón.

De entre las variantes gastronómicas, no podemos olvidar lo que se ha venido llamando “la cultura del cerdo”, con aquellas nostálgicas matanzas familiares y folklóricas, todo un ritual que se ha ido perdiendo, aunque se mantiene la elaboración artesanal de chacinas, esas “tapas” disponibles en cualquier restaurante o mesón; esos guisos consistentes llamados “berzas”, a base de legumbres, berza, tocino, morcilla y carne de cerdo.

A veces la cocina arcense atiende a sus productos más espontáneos y si la estación promete sus frutos, las tagarninas, los espárragos, los caracoles, o la caza son los platos más preciados.

La repostería, es amplia y sutil, llena de sabores que combinan la normativa mahometana con la paciencia artesana de los conventos.
Para acompañar estos platos, cuenta Arcos con unos vinos propios tanto en blanco como en tinto, son pioneros en la zona de Cádiz y de los primeros tintos andaluces embotellados. Se elaboran tres tipos de vino: blanco seco, dulce y tinto de crianza.

 

OFICINA DE TURISMO
C/ Cuesta de Belén 5
Tel. 956 70 22 64

Fuente y fotografías: Turismo de Arcos de la Frontera.