Bermeo, Bizkaia

bermeo-2305202_1280

Bermeo

Bermeo ha unido su destino con el mar y es la villa pesquera por excelencia de la costa vasca. 

Ocupa un terreno fuertemente accidentado. Por un lado, la ladera norte del monte Sollube en su progresivo descenso hacia el mar. La dureza de los materiales que componen el suelo ha dado lugar a una línea de costa que presenta abundantes tramos de acantilado, de hasta 100 mts., y a masas aisladas en el mar de rocas, caso de San Juan de Gaztelugatxe y las islas de Akatz e Izaro. La costa presenta también pequeños entrantes, como el que da lugar al puerto de Bermeo, y a cabos, como el de Matxitxako. En el interior el paisaje es desigual, con fuertes pendientes. Las cumbres más importantes son: Sollube (696 m) y Burgoa (452 m).

Se trata de la localidad más poblada de la comarca de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai con más de 17.000 habitantes.

DISTANCIAS

  • Aeropuerto de Bilbao: 27 km.
  • Puerto de Getxo (crucero): 42 km.
  • Puerto de Santurce (ferry): 46 km.
  • Bermeo-Zornotza:  30 km.
  • Bermeo- Derio: 28 km.

COORDENADAS GPS:

43º 25’ 13” I – 2º 44’ 50” E

MUSEO DEL PESCADOR

Museo del Pescador

Museo del Pescador

 

 

Sobre el Puerto Viejo de Bermeo se alza la histórica Torre de Ercilla, declarada Monumento Nacional, y cuyos muros encierran desde 1948 las salas del Museo del Pescador. Este es uno de los pocos museos de todo el mundo dedicado exclusivamente a mostrar a los visitantes el ámbito, vida, trabajo y técnicas de los pescadores. En este museo se pueden contemplar aspectos relacionados con la descripción de la costa y los puertos pesqueros vascos; la vida y costumbres de los pescadores, sus organizaciones gremiales; las embarcaciones y las técnicas que han empleado a través del tiempo para la pesca y la navegación.

 

 

 

 

 

 

Ballenero

Ballenero Aita Guria

BALLENERO AITA GURIA

La importancia que ha tenido la pesca de la ballena en la vida de Bermeo y en su economía se manifiesta de manera evidente en su escudo de armas.

La ballena proporcionaba riqueza a Bermeo, pero no debemos olvidar que su caza era una actividad peligrosa, tanto por el riesgo que suponía su captura, que exigía enfrentarse al cetáceo en pequeñas lanchas, como por la dificultad que suponía atravesar el Atlántico para llegar a Terranova y pasar en aquella tierra largas temporadas.

Durante los siglos XIV, XV y XVI la ballena se pescaba muy cerca, en la costa, y los talayeros alertaban de su presencia a los pescadores. En esta época el número de cetáceos que visitaban la costa era numeroso. Durante el s. XVI y a finales del s. XVII, los pescadores balleneros comenzaron a desplazarse a Asturias, Galicia, y a la lejana Terranova donde realizaron cacerías durante casi un siglo hasta que a principios del s. XVII fueron hacia Groenlandia debido a la escasez de cetaceos en Terranova. Estas expediciones suponen un cambio en las embarcaciones, siendo las que van a ultramar naos y galeones con tripulaciones de alrededor de 60 personas, y con posibilidad de llevar a cabo el despiece y aprovechamiento de la ballena en el propio barco y en las costas cercanas.

De la ballena se aprovechaba todo: carne, lengua, huesos, vértebras, barbas, y, por supuesto, el aceite,… la captura de una ballena alimentaba a muchas familias, y las travesías a Terranova eran auténticas empresas.”

Fuente y Fotografías:  Bermeoko Udala