Embalse- Presa de Almendra, Salamanca

Vista aérea Presa

Vista aérea Presa Almendra

La presa de Almendra está ubicada en la parte occidental de las provincias de Zamora y Salamanca, en el curso bajo del río Tormes. Recibió el nombre de Almendra, municipio salmantino situado a unos 5 kilómetros (km) de este embalse. Sin embargo, su singularidad radica en que la central hidroeléctrica, el salto, se encuentra a 15 kilómetros de distancia en Villarino de los Aires, donde el agua llega a través de un túnel de siete metros de diámetro excavado en la roca.

Se ubica en la zona conocida como Arribes del Duero, un profundo cañón que el río Duero ha labrado sobre la penillanura zamorano-salmantina, con desniveles que en algunas secciones superan los 400 metros (m).

Forma parte del sistema hidroeléctrico conocido como Saltos del Duero, al que pertenecen también las presas de Aldeadávila, Castro, Ricobayo, Saucelle y Villalcampo. También forman parte de este proyecto hidroeléctrico las presas portuguesas de Bemposta, Miranda y Picote.

Almendra.Turisbox1

Al acercarse a ella sorprende su altura, 202 metros desde los cimientos, que la convierten en la presa de mayor altura de Europa Occidental, si bien otras cifras no son menos destacables: 3.036 metros de longitud del muro; 2.648 hectómetros cúbicos de capacidad y 2.188.000 metros cúbicos de hormigón utilizados en su ejecución. Otra peculiaridad  de la central hidráulica de Villarino es su carácter reversible de turbinación y bombeo, es decir, que produce electricidad en las horas punta, mientras que en las de menor demanda bombea agua del embalse de Aldeadávila en el río Duero al embalse de Almendra en el río Tormes  para cubrir los picos de consumo.

La construcción de esta presa y central hidroeléctrica supuso romper moldes y abrir páginas en la historia de la ingeniería civil.

Almendra.Turisbox3

Otro de los elementos que distinguieron la construcción de los Saltos del Duero fueron los poblados, que en los últimos años están en proceso de transformación como alojamientos singulares de turismo rural; en su momento fueron auténticas localidades levantadas de la nada, que contaban con todo lo necesario para el desarrollo de la vida habitual de los trabajadores y sus familias: escuelas, enfermerías, hospitales, instalaciones deportivas, iglesias, comedores, cantinas, viviendas y barracones.

CONSTRUCCIÓN DE LA PRESA

Villarino-Almendra

La presa de Almendra implantada en el río Tormes, fue la barrera que formó el mayor mar artificial con extensión de Castilla- 8.650 hectáreas-, y a su vez, el depósito necesario para que – a quince kilómetros de distancia- la central de Villarino transformara las aguas en electricidad.

Los caudales utilizados en las presas del Duero proceden de tres cuencas diferentes. La del Duero es la más amplia, pero su pluviometría es bastante reducida. Las aportaciones son bastante regulares y nada proclives a las crecidas rápidas y profundas.

En cambio, el río Esla, a pesar de tener una cuenca tres veces menor que la del Duero, se comporta de manera diferente. La pluviometría es bastante más elevada, gracias a que recibe la cordillera Cantábrica los temporales del Atlántico en forma de masas voluminosas de nieve. De las avenidas del Esla ya hemos visto el recuerdo que dejó en la historia de la construcción del río; se presentaban siempre de improvisto con una rapidez y una violencia que asustaba.

Finalmente comprobaron que el río Tormes se aprovisionaba de una cuenca bastante reducida, pero su escorrentía era mayor que la del Dueroi y menor que la del Esla; como los demás, es un río muy irregular.

La tierra era pobre y dura, agostada por las condiciones continentales de un clima seco y tórrido en verano, y siempre frío en los meses del invierno. La meseta era muy pobre, sin valor para el cultivo, tanto que las dificultades en la expropiación fueron mínimas.La tierra se pagó por encima del precio del mercado. El embalse anegó dos pueblos de mil seiscientos habitantes cada uno.

Para restaurar las comunicaciones anegadas tuvieron que construir ocho puentes y varias carreteras.

Los primeros trabajos comprendieron la perforación de unas galerías de reconocimiento de prospección geológica en la cerrada de Almendra, junto con el arreglo y acondicionamiento de una serie de carreteras que estaban impracticables.Para los pozos y la galería de la central actuaron de igual forma. Los equipos del Duero se encargaron también de construir las carreteras de acceso a la coronación de la presa, así como las que bajaban al cauce del Tormes. Tenían que ganar tiempo. La inversión financiera iba a ser tan fuerte que cuanto antes terminaran con los accesos generales, antes comenzarían las obras y su conclusión.

ALMENDRA1

La imagen de unos hombres descolgándose por las paredes de un cañón impracticable pasó a formar parte de los recuerdos más austeros de la época constructiva.

Los trabajos de implantación del terreno ocuparon tres largos años, y entregaron la obra a los ejecutantes con las bases necesarias para comenzar a trabajar. Las labores de acondicionamiento de una gran obra es la tarea más pesada y desesperante, pero su perfecto acabado permite, posteriormente, que los equipos constructores se muevan por la obra con soltura.Esta fue la razón por la que se hizo todo tan rápido.Villarino-Almendra presa

El hormigonado de Almendra requirió unos especiales controles de calidad. Almendra, por una parte, es un ejemplo de hasta dónde puede ayudar la naturaleza para levantar una estructura excepcional, y por otra, posee unos desafíos técnicos de gran riesgo. En su momento fue seguramente la presa bóveda más complicada del mundo. La presa marcó y sigue marcando un comprobado hito en la ingeniería civil internacional.

Descenso por la pared de la presa de Almendra

Descenso por la pared de la presa de Almendra

En primer lugar, la estructura es muy importante y, seguidamente, los cimientos soportan doscientos metros de altura de hormigón, categoría difícil de batir. Al mismo tiempo, es una estructura de doble curvatura en la que se exige al hormigón que soporte durísimos empujes de tracción.

Los últimos cuarenta y cinco metros de la presa- siempre son los más arriesgados y comprometidos- tienen que apoyarse en unos inmensos estribos, bloques artificiales de hormigón, que a su vez continúan en largos diques.

Hacen pensar que el riesgo asumido fue extraordinario, el modo de recoger o empotrar la presa en el terreno fue un desafío que se resuelve difícilmente hoy en día, y mucho más a mediados de los años sesenta. Almendra se salía de lo conocido.

El modelo de la estructura de Almendra nunca se había puesto en práctica. Y casos parecidos a esta presa existen muy pocos en el mundo.

La caverna de la central estaba terminada en 1969 ( las dimensiones son: 108 metros de largo por 60 de ancho y 40 de altura), y comenzaron a instalarse las máquinas. En el conjunto del aprovechamiento de Almendra- Villarino se excavaron 2.836.300 metros cúbicos de granito frente a los 674.450 de Aldeávila.

En el invierno de 1969 el Tormes envió una seria crecida, preocupando especialmente cuando todavía no habían culminado la estructura de hormigón. En todas las presas del sistema del Duero se dieron graves avenidas precisamente un año antes de inaugurarlas.

Y en otoño de 1970 concluyeron las obras y un argumento ilusionador de más de cuarenta años. El Duero, exprimido completamente, no podía conceder más saltos hidraúlicos. Con la culminación del aprovechamiento del Tormes se inauguró la mayor reserva hidraúlica de Europa occidental por su capacidad en producir kilowatios por hora. La reserva energética de Almendra contiene la mitad de todos los aprovechamientos hidraúlicos franceses.

Almendra.Turisbox

Han transcurrido más de cuarenta años desde que culminó la epopeya del Duero y ahora en el río reina el murmullo de las aguas, ese susurro que nos trae las voces de un espíritu lejano.

Fuente y Fotografías: Departamento de Prensa de Iberdrola.