Logroño, La Rioja

Ebro

El río Ebro a su paso por Logroño

Logroño es la capital de la comunidad de  La Rioja, bañada por el río Ebro ha sido históricamente un lugar de paso y cruce de caminos, tales como el Camino de Santiago. En el último siglo, la ciudad ha experimentado un crecimiento demográfico lento pero significativo respecto a las poblaciones cercanas, provocado principalmente por los movimientos migratorios desde otras comarcas de la región. Tiene una superficie de 79,57 km² y cuenta con una población de 154.000 habitantes aprox.

El clima de Logroño es continental suavizado, con inviernos muy fríos y veranos calurosos.

CÓMO LLEGAR

mapa_distancias_1

COCHE

Coordenadas de posición
Latitud: 42º 27′ 56,6″ N Longitud: 2º 26′ 20,4″ O

Se encuentra a 115 km. de Bilbao, 88 km. de Pamplona, 88 km. de Donostia- San Sebastián, 105 km. de Soria, a 46 km. de Santo Domingo de la Calzada.

A Logroño se puede llegar en avión, en tren, en autobús o en transporte particular; siendo las principales carreteras la LO-20, la A-12, la A-11 y la Autopista AP-68, que comunica Logroño con Vitoria, Bilbao, Pamplona, San Sebastián, Zaragoza, Soria, Madrid y Barcelona.

AVIÓN

El aeropuerto de Bilbao se encuentra a 152 km., el de Vitoria a 86 km. y el aeropuerto de Pamplona a 92 km.

HISTORIA

Logrono2

Su topónimo procede de “GRONIO”, raíz celta que significa vado, y hace referencia a su nacimiento junto al río Ebro.Antes de hablar de Logroño hay que mencionar otros emplazamientos que existieron en su actual término municipal: la “Vareia” de los romanos. Varea es actualmente un municipio integrado en su práctica totalidad dentro de la moderna ciudad. Citada por los geógrafos antiguos como uno de los enclaves en la vía que procedente de la península itálica llegaba hasta el occidente de España era un núcleo de vital importancia debido a la condición del Ebro como río navegable; y “Cantabria”que fue ciudad celtíbera, devastada por las tropas del rey godo Leovigildo, y de la que se conservan numerosas ruinas. De vital importancia para la configuración de la ciudad durante la Edad Media, tiene el hecho de que el Camino de Santiago cruzaba por ella, así como su situación fronteriza entre los reinos de Castilla, Navarra y Aragón.

La ciudad fue arrasada por el Cid Campeador en el año 1092, fruto de su rencilla particular con García Ordóñez. Alfonso VI fue el artífice de su restauración tres años más tarde, con el otorgamiento del Fuero de Logroño que contemplaba mejoras tributarias y libertades personales para sus habitantes con el objetivo de incrementar la población de la urbe.

A partir del siglo XI, Logroño se convierte en una ciudad fuerte y privilegiada por su situación geográfica. Afortunada tanto en el aspecto económico como cultural, por proximidad al Ebro y por la decisión del rey Sancho de Navarra de hacer pasar por Logroño el itinerario de los peregrinos hacia Compostela, la ruta de comunicación más importante de la Europa medieval. 

En cuanto a personajes importantes debemos destacar al general Baldomero Espartero; el hombre que pudo ser rey, fijó su residencia en Logroño durante gran parte de su vida y aquí murió en 1879. Se conservan actualmente de la época, su estatua ecuestre en el centro del Espolón y su palacio residencia (actual Museo de La Rioja).

Poco a poco el núcleo urbano de Logroño fue creciendo, rompiendo murallas y aumentando su población. Se construyeron iglesias, edificios, plazas, paseos, comercios…La ciudad fue consolidando como referente de la provincia. Ya en 1833 se convierte en capital de provincia, la denominada Provincia de Logroño, aunque no sería hasta los años treinta del siglo XX cuando superó los treinta mil habitantes. Desde 1982 Logroño es capital de la Comunidad Autónoma de La Rioja, la menor de las 17 Autonomías españolas pero situada en uno de los primeros lugares de renta “per cápita” dada su riqueza agrícola e industrial.

VISITAR

EL CALADO DE SAN GREGORIO

Calado de San Gregorio- Fotografia de Instant2010

Calado de San Gregorio- Fotografia de Instant 2010

Es el de mayor longitud de los que se conservan. Se sitúa a la altura de la calle Ruavieja 29. De titularidad municipal, se trata de una auténtica joya de la arquitectura vinícola centenaria. Cuenta con treinta metros de largo y data del siglo XVI. Su rehabilitación ha permitido conocer cómo los logroñeses de aquella época elaboraban y almacenaban el vino, sin apenas tratamientos y sirviéndose de las benévolas condiciones que les ofrecía el subsuelo de la ciudad. Uno de los elementos que lo hacen único es el pozo de siete metros localizado en su fondo sur.

EL ESPOLÓN

espolon

El Espolón

La plaza más emblemática de la ciudad comenzó a configurarse en 1757 como paseo publico fuera de las murallas que protegían la ciudad.  Tras la construcción del monumento al General Espartero se determinó nombrarlo “Paseo del Príncipe de Vergara”, denominación que ha permanecido hasta nuestros días . En el siglo XX el Espolón sufrió dos importantes remodelaciones, una en los años 40 y 50 –en la que se incorporaron elementos tan singulares como “La Rosaleda”, con los estanques de “las ranitas”; la Concha o la gran fuente central que rodea a la estatua ecuestre de Espartero– y otra reciente, en 1998, en la que se peatonalizó una de las calles adyacentes y se le dotó de mayor superficie verde e iluminación, además de acometer las necesarias obras de saneamiento y renovación del pavimento.

Monumento a Espartero. El elemento más representativo de esta plaza, la estatua ecuestre del General Espartero, que aún sigue erguida en el centro del Espolón, fue obra del arquitecto Luis y Tomás y realizada materialmente por el escultor Pablo Gibert. Su construcción se dilató durante años, fundamentalmente por problemas de financiación, pero finalmente fue inaugurada en 1872.

La estatua y los cuatro leones que completan el conjunto monumental fueron fundidos con bronce procedente de cañones. La fuente que en estos momentos rodea a la estatua ecuestre fue construida a principios de los años 60.

concha+espolon

La Concha. Este auditorium vino a ocupar en 1954 el lugar que con anterioridad tenía el antiguo kiosco de la música, obra del arquitecto Luis Barrón. Se construyó a modo de concha, siguiendo el modelo de otra que se había instalado poco tiempo antes en la ciudad norteamericana de San Francisco. Los motivos decorativos que luce La Concha en su parte más alta son obra del escultor Lucarini, autor también de las ranitas instaladas en los estanques de la Rosaleda. Hasta hace pocos años, la parte trasera de la Concha, a modo de pérgola, fue ocupada por varios comercios de gran tradición en la ciudad. Hoy este espacio completamente renovado es utilizado como Oficina de Turismo, inaugurada por S.A.R. el Príncipe Felipe en 1996.

MERCADO DE SAN BLAS- PLAZA DE ABASTOS

mercado de abastos

El Mercado de San Blas, que se llama también la Plaza de Abastos, forma parte de la Historia de la Ciudad. En su interior se intercambian consejos culinarios pero también es un lugar de reunión para la gente.
Este edificio fue construido en 1927 por Fermín Álamo, un arquitecto logroñés. Antes, estuvo la Iglesia de San Blas que fue derruida en 1837 para crear la Plaza de la Verdura donde se podía adquirir lo mejor de la huerta riojana.
Este lugar no es sólo un proveedor de los cocineros logroñeses y de sus restaurantes, si no también de los peregrinos que vienen a Logroño por el Camino de Santiago. Durante todos estos años, la transformación de la Plaza de Abastos ha sido paulatina y con ella la del resto de la ciudad, llegándose en 1997 al reconocimiento por parte del Ministerio de Economía, de Logroño como “Primera ciudad comercial de España”.

AYUNTAMIENTO

Ayuntamiento

Ayuntamiento

El edificio de la Casa Consistorial es obra de Rafael Moneo, uno de los arquitectos españoles actuales más conocidos y valorados en todo el mundo.En el proyecto de este Ayuntamiento, el arquitecto navarro trabajó durante los años 73 y 74, iniciándose las obras en 1976 y finalizando cuatro años más tarde. Este edificio es hoy un ejemplo singular para conocer y comprender la arquitectura civil española de los últimos años y supone un lugar de atracción para numerosos profesionales y visitantes de todo el mundo. Se encuentra enclavado en el centro de la ciudad, sobre un solar ocupado anteriormente por un cuartel.

PUENTE DE PIEDRA

Su verdadero nombre es “Puente de San Juan de Ortega”, en recuerdo de una capilla que en el siglo XVIII existía en la orilla izquierda del Ebro en honor a este santo al que algunos historiadores consideraban el constructor del primer puente de piedra que existió sobre el Ebro a su paso por Logroño. El que ha permanecido hasta nuestros días fue proyectado por Fermín Manso de Zúñiga e inaugurado en 1884. Tiene 198 metros de longitud y cuenta con siete arcos sustentados sobre pilares cilíndricos.

SANTA MARÍA LA REDONDA

IMG_0541

Enclavada en el corazón del Casco Antiguo, con portada principal a la Plaza del Mercado y dos portadas laterales a las calles Caballerías y Portales, la Redonda es seguramente una de las imágenes más conocidas de nuestra ciudad.Las primeras noticias de esta iglesia datan de finales del siglo XII. Parece que se trataba de un templo románico de planta poligonal o circular de la que hoy sólo queda el sobrenombre con el que se la conoce “La Redonda”.En 1453 obtiene el rango de colegiata, al fusionarse con la de San Martín de Albelda, lo que ocasiona una reedificación más amplia. Fue reconstruida en el siglo XVI y sufrió, posteriormente, un gran número de transformaciones. Fue declarada “insigne” por el Papa Benedicto XIII según bula del año 1727. Y en 1959 fue promovida a Concatedral.

PARQUE DEL EBRO

Parquedelebro

Parque del Ebro

Logroño recuperó la margen derecha del Ebro en 1993, año en el que fue inaugurado este parque de 153.000 metros cuadrados de superficie. En él se pueden distinguir tres zonas: La zona inundable, de 70.000 metros cuadrados, es la más próxima al río y permanece cubierta por sus aguas durante buena parte del año. La zona no inundable, comienza en el puente de piedra y conecta con una escollera que la separa de la anterior zona y de la que parte un paseo que llega hasta el final del parque, junto a General Urrutia. En sus 72.000 metros cuadrados se distribuyen grandes praderas de césped serpenteadas por caminos, un bar junto a un estanque y juegos infantiles y una chimenea sobre la que anidan las cigüeñas. El entorno de la iglesia de Santiago, enclavada en la Ruta Jacobea. Destaca un mirador al que se accede mediante unas grandes escalinatas y un juego de la oca alegórico a las diferentes etapas del Camino de Santiago.

MUSEO DE LA RIOJA

Museo de la Riojajpg

Museo de La Rioja

Construido en el siglo XVIII, este hermoso edificio fue propiedad de doña Jacinta Martínez de Sicilia, duquesa de la Victoria y esposa del general Espartero. Durante los años en los que el general residió aquí, esta causa fue lugar de encuentros y tertulias políticas y sociales de alto nivel nacional. En ellos llegaron a participar en varias ocasiones los reyes Amadeo de Saboya y Alfonso XII. El palacio, cuyo autor se desconoce, es un inmueble de planta cuadrangular irregular, repartida su superficie en tres plantas. Entre las obras expuestas se pueden encontrar muestras artísticas desde el siglo XII al XIX, además de obras propias de La Rioja y exposiciones temporales de las más variadas artes. Destacan pinturas de El Greco, Juan de Espinosa y Navarrete el Mudo.

PARLAMENTO DE LA RIOJA Y ANTIGUO CONVENTO DE LA MERCED

Parlamento de La Rioja y Antiguo Convento de La Merced

Parlamento de La Rioja y Antiguo Convento de La Merced

Construido en su mayoría en el Siglo XVI, el acceso que se observa al exterior fue reformado en el Siglo XVII. El Convento formaba junto a la muralla una de las entradas a la ciudad El edificio tuvo posteriormente otros usos, entre ellos Hospital en el Siglo XIX y Fábrica de Tabacos, a finales de esa misma centuria y hasta 1978. Hoy el antiguo convento se encuentra dividido en tres espacios diferenciados. El Parlamento de La Rioja – el central- donde se encontraba la iglesia y que conserva el claustro de dos plantas donde tiene su ubicación el hemiciclo riojano, bajo una espectacular bóbeda acristalada; la Biblioteca – en la este- situado en lo que fue la zona conventual; y la Sala de Exposiciones Amos Salvador, que ocupa lo que fue el ala oeste del edificio que lindaba con la muralla de la ciudad.

SANTA MARÍA DE PALACIO

Santa Maria de Palacio

Es una de las cuatro iglesias del Casco Antiguo logroñés, situado entre las calles Mayor y Ruavieja y muy próxima al Albergue de Peregrinos. Inicialmente pudo ser edificada en los siglos XII-XIII y ampliada y reformada posteriormente en los siglos XVI y XVII. La aguja se considera del siglo XIII. El edificio está edificado en sillería y cuenta con tres naves de tres tramos, crucero y triple cabecera. Se cierra con bóvedas de crucería estrellada.La aguja de Santa María de Palacio es uno de los signos identificativos del Logroño medieval. Por ello, ha sido objeto del interés de los logroñeses para conservarla a lo largo de los siglos XVII y XVIII.

PUERTA DE CARLOS V

Puerta de Carlos V

Puerta de Carlos V

Puerta de Carlos VLa puerta de Carlos V es la única que queda de las antiguas que servían de acceso a la ciudad. Junto a este arco, que cuenta con un gran escudo imperial en su parte superior, se pueden observar restos de la muralla que desde el siglo XII custodiaba a los logroñeses. Año tras año sirve como escenario de la celebración más importante de las fiestas patronales en honor a San Bernabé, al evocarse la gloriosa gesta que los logroñeses protagonizaron en 1521 contra las tropas francesas. 

Logroño está llena de tiendas, cafés y bares con sus especialidades. Antes de la comida, visite la Calle Laurel o la menos conocida Calle San Juan y pruebe un pincho y un vino. Por la tarde, puede usted visitar una de sus muchas bodegas. 

calle laurel

Calle Laurel

Fuente y fotografías: Ayuntamiento de Logroño. Turisbox.